¿Cómo llegó la Biblia a América?

- 11

La presencia de la Biblia en el continente latinoamericano comenzó a hacerse notoria a partir de las luchas independentistas del siglo XIX.

La prohibición de que la «gente común» leyera las Sagradas Escrituras, vigente durante todo el período colonial, no prosperaría en las nacientes repúblicas. Esto ofreció la oportunidad de que las Sociedades Bíblicas llevaran a cabo sus primeras distribuciones.

Fue así que en 1806, los primeros 600 ejemplares de la Biblia en español, enviados por la Sociedad Bíblica Británica y Extranjera (SBBE), llegaron a Buenos Aires, Argentina, y Montevideo, Uruguay.

De 1804 a 1807, la SBBE imprimió 20.000 ejemplares del Nuevo Testamento en portugués, que marinos y comerciantes de ultramar distribuyeron en las costas de Brasil. Asimismo, en 1808 los cuáqueros llevaron ejemplares de las Sagradas Escrituras a Antigua y otras islas caribeñas, que repartieron entre soldados, marineros y enfermos.

Durante los siguientes ocho años (1808-1816), pobladores de la entonces Federación de las Indias Occidentales –islas situadas en el mar Caribe y regidas por Gran Bretaña–, así como el territorio que ahora ocupan Honduras y las Guayanas, recibieron 4.000 ejemplares de la Biblia y 11.500 del Nuevo Testamento en español, francés, inglés y holandés. Comerciantes, viajeros y capitanes de barco contribuyeron a esta nueva aventura de distribuir las Sagradas Escrituras.

Este sorpresivo auge pronto obligó a la creación de Sociedades Bíblicas Auxiliares en Latinoamérica, las cuales se desarrollaron entre la población afrocaribeña de Barbados y Bermuda, en 1818.

Durante los siguientes seis años se extendieron a Jamaica, Montserrat y Honduras, en especial por medio de misioneros y escuelas cristianas que llegaron a Berbice y Demerara –Guyana inglesa–, Trinidad –isla situada en las costas de Brasil–, Antigua y Surinam.

Durante ese período se distingue el trabajo de James Thomson, más conocido como Diego Thomson, un misionero que viajó por iniciativa propia a América Latina para promover el método de enseñanza lancasteriano, que en sus inicios se basó en la Biblia como texto principal.

Más adelante, trabajó como agente para la SBBE en Ecuador, México, el Caribe y Canadá. Finalmente, Thomson decidió traducir las Sagradas Escrituras al quechua, para lo cual solicitó US$500 a la Sociedad Bíblica Americana, labor que desempeñó con la colaboración de cuatro miembros del nuevo Congreso de las Provincias Unidas, integrado por representantes de las regiones emancipadas de la Colonia española.

Entre 1835 y 1854, con la ayuda de voluntarios, se llevó a América del Sur y Central poco más de 21.000 ejemplares de las Sagradas Escrituras en castellano, portugués, alemán, italiano y francés. Todo esto a pesar de la fuerte oposición para que la población pudiera leer o tener una Biblia.«Señor, tu palabra es eterna; ¡afirmada está en el cielo.» (Salmo 119:89, versión Dios Habla Hoy).

Fuentes Consultadas: ¿Cómo nos llegó la Biblia? Historia del Libro que Cambió el Mundo. Meryl Doney. Sociedades Bíblicas Unidas.1998.

11 Comentarios

  1. ELISA BEATRIZ RECALDE
    | Responder

    tan solo digo cuan grande es Dios y llegar a el es lo mas bello que me pudo pasar en esta vida

  2. Charlie Martinez
    | Responder

    alguienn tiene idea de que version fue la que llevo por primera vez en 1806 a Buenos Aires Argentina? (biblia del Oso? biblia del Cantaro? version de Ferrara?) gracias.

  3. Verónica Gonzalez
    | Responder

    Hermosos son los pies de los que anuncian la paz.Benditos los que anuncian esta palabra de vida,fuente inagotable de paz y amor.

  4. Verónica Gonzalez
    | Responder

    Y mass Dios nos amo q entrego a su hijo por nosotros,para q ninguno sea condenado.Gracias Dios.

  5. Ines
    | Responder

    Que bello es Dios que a hecho posible todo esto para que la humanidad tuviera consuelo en las santas escrituras y que bueno que se hizo con mucho cuidado estas traducciones

  6. ana maría
    | Responder

    que buen trabajo de sus siervos encargados de difundir su Palabra.

  7. Aurelia Ramirez
    | Responder

    Gloria a Dios por todos sus siervos que a usado para extensión de su reino le alabamos xla Biblia

  8. Eduardo santos carea
    | Responder

    Qué lindo y gracias a Dios por su palabra y a usted es por darnos una historia muy linda y compatible con migo que Dios los bendiga mucho

  9. Francisco Barrientos
    | Responder

    Dios nuestro Señor , es sabio e iteligente , supo introducir su Palabra por todos los rincones de la tierra , para bien de todos sus hijos …….. Gloria a Dios

  10. Maria santos
    | Responder

    Excelente informacio.

  11. maximo montaño
    | Responder

    que marabilloso es nuestro padreselestial,sus planes son perfectos y su amor es tan grande que de una u otra manera el busca cualquier metodo, para que estemos tan serca pero muy serca de el atraves de su palabra. DIOS BENDIGA a estos hombres que se jugaron la vida con la inquicision romanapara que hoy en dia tengamos en casa su palabra bendita,amem.

Deja un comentario :)