Queremos animarte a estar orando por el trabajo de Sociedad Bíblica.  Los motivos son muchos, conoce los principales:

Cuando la gente ora por el trabajo de una Sociedad Bíblica nacional, por lo general recuerdan los temas siguientes que son pertinentes a cada Sociedad. Debido a que el espacio nos limita, estos asuntos casi siempre se omiten en las solicitudes de oración. Antes de orar es bueno recorrer esta lista para luego aplicar cada tema a la Sociedad Bíblica en mención.

Equipos de traducción: las necesidades varían, desde las ayudas académicas en el idioma que puedan usar, hasta el software y hardware de computadora, necesarios para digitar el texto traducido; desde la electricidad para que las computadoras funcionen hasta los medios eficientes de comunicación entre los traductores y los centros de producción.

Escrituras en Braille: las Escrituras en Braille para una lengua se producen siempre que sea posible por medio de las SBU.  El servicio es costoso y limitado (el mero tamaño de una Biblia en Braille —treinta y cuatro volúmenes— es enorme), pero las Sociedades tratan de suministrar juegos completos de las Escrituras en Braille a bibliotecas y escuelas para ciegos.

Despachos de Escrituras: estos a veces se detienen debido a obstáculos imprevisibles, fronteras nacionales, cambios en las leyes o por muchas otras razones. Por ejemplo, algunas Sociedades que importan Escrituras se enfrentan al pago de grandes impuestos. Por favor, ore por el despacho de Escrituras desde la producción hasta el punto de distribución, para que todos los obstáculos sean vencidos.

Fondos: las Sociedades Bíblicas dependen del apoyo de las iglesias y de los donativos que hacen personas u organizaciones para mantener la provisión de Escrituras subsidiadas, e ir al mismo paso de las muchas Selecciones y Porciones que a menudo se usan en la distribución gratuita.

Relaciones con las iglesias: este es un asunto crucial para todas las Sociedades Bíblicas, porque uno de los objetivos principales de cada Sociedad es el de servir a todas las iglesias. Sucede muchas veces que, a pesar de las divisiones entre las diversas denominaciones, la obra bíblica congrega a las iglesias.

Afiliación: individuos e iglesias pueden hacerse miembros de una Sociedad Bíblica o Club de la Biblia; de esta manera el financiamiento de la Sociedad se establece mejor, es predecible, y le permite a la Sociedad planificar con antelación. Las Sociedades tratan de aumentar el número de miembros mediante la promoción de la obra bíblica en todo el país y en las iglesias.

Personal: el personal que trabaja en la Casa de la Biblia nacional tiene necesidades reales; como también los distribuidores y promotores que viajan largas distancias, y los traductores, los consultores y asesores de traducción que también se desplazan con el fin de trabajar lo más cerca posible de la gente para quienes traducen las Escrituras.

Producción local (generalmente de Selecciones y Porciones, aunque algunas Sociedades imprimen Nuevos Testamentos y Biblias):  la mayoría de las Sociedades Bíblicas producen Escrituras localmente o dependen de otras Sociedades para que les produzcan las Escrituras en otros formatos. Es necesario orar para pedir sabiduría y destreza en el desarrollo de la producción local, y en el trato con impresores y con organizaciones asociadas.

 

Escrituras en audio y vídeo: cada vez más las Sociedades están conscientes en un mundo que se mueve rápidamente, del poder de la palabra hablada, ya sea en casete o en vídeo o DVD. El programa La fe viene por el oír (LFVPO) que se presenta en todo el mundo, con Hosanna, hace que la Biblia tenga un impacto bien marcado en el crecimiento de las iglesias. La investigación acerca del uso de las Escrituras en vídeo y varias producciones que han sido galardonadas, animan a las Sociedades a hacer mayor uso de estos medios.