¡Oferta!
Libros

Biblia y Patrimonio histórico

$3.900 $2.730

10 disponibles

SKU: 710814 Categoría: Etiqueta:

Descripción

El rol de la Sociedad Bíblica en la construcción de identidad de Chile 1820 – 2012

Rev. Dr. David Muñoz Condell

 

Índice

Capítulo I.- La Significación Cultural de la Religión: Legitimidades
Religiosas y Presencia Protestante Europea
1. La Independencia
2. Contextos Socio-Religiosos del Proceso Independentista de Chile
3. El papel de la iglesia católica en el contexto del siglo XV
4. El Colonialismo Español, y las Legitimaciones Religiosas: Significado
Cultural de las Expresiones Religiosas Disidentes
5. Contextos Socio-Religiosa del Proceso Independentista de Chile
6. La Independencia de Chile y el Protestantismo
7. Libertad de Cultos y una Iglesia Nacional
8. Los Primeros Proyectos Protestantes Misioneros

Capítulo II.- Diego Thompson: Educación Laica y Biblia
1. Antecedentes Biográficos de Diego Thompson
2. La Educación Pública como Polo de Desarrollo
3. El Dictamen sobre la Introducción de los Extranjeros en Chile

Capítulo III.- La Constitución de la Sociedad Bíblica Valparaíso
1. Proemio
2. Los Inicios en el Reparto de Biblias
3. Inicios de la Sociedad Bíblica de Valparaíso
4. A modo de Conclusión

Capítulo IV.- La Sociedad Bíblica Chilena
1. Fundación de la Sociedad Bíblica Chilena
2. Adquisición de edificio denominado “La Casa de la Biblia”
3.- Mensajeras en Acción
4.- Proyecto de Traducción del Nuevo Testamento al Mapudungun
5.- Sociedad Bíblica Chilena y la Sociedad Civil
6. Traducción del Nuevo Testamento al Romané
7. Proyecto de alfabetización
8. Proyecto pro familia
9. Cárceles

V. Reflexiones Finales
Notas Bibliográficas

ISBN: 9789567793884

Presentación

La presente obra historiográfica del Rev. Dr. David Muñoz Condell, titulada: “Biblia y patrimonio historico: El rol de la Sociedad Bíblica en la construcción de identidad en Chile 1820-2012”, es un aporte a Sociedad Bíblica Chilena, la cual está presente desde los albores de la Independencia de la república de Chile.
Hombres ilustres que fueron portadores de la Biblia en tiempos difíciles, aquellos misioneros y educadores de las Sagradas Escrituras que arriesgando sus vidas, fueron valientes al introducir ejemplares de nuevos testamentos para poner al alcance de las personas la palabra de Dios en el idioma que lo puedan leer.
Joel Robert Poinsett, primer cónsul norteamericano en Santiago y Buenos Aires, de origen presbiteriano, que repartía las Sagradas Escrituras bajo el amparo diplomático en tertulias diplomáticas en su casa. Diego Thompson, pastor bautista médico y educador por excelencia que ingresa a territorio nacional invitado por el General don Bernardo O”Higgins Riquelme, Director Supremo de la naciente República de Chile, logra ingresar ejemplares
del Nuevo Testamento versión Felipe Scío de San Miguel, versión católica e impresa en Londres, Inglaterra por la Sociedad Bíblica Británica y Extranjeras. El Rev. Dr. David Trumbull, pastor norteamericano de confesión presbiteriana y representante de la Sociedad Bíblica Americana, inicia su ministerio en el puerto de Valparaíso, con la población extranjera flotante y también con criollos, donde la predicación de la Biblia fue fundamental.
Es así como la Sociedad Bíblica Chilena se asienta en la cultura nacional, primeramente a través de proyectos privatistas, luego con proyectos apoyados por sociedades misioneras foráneas para lograr su reconocimiento jurídico de derecho privado y público, logrando así la creación de una creación de una entidad de carácter no gubernamental denominada Fundación Bíblica Chilena.
A lo anterior se suma el hecho que el 1 de febrero de 2012, en la ciudad de Paris, Francia, el Consejo Ejecutivo de la UNESCO, en su sesión Nº 189, su Directora General, Sra. Irina Bokova somete el documento al Consejo Ejecutivo en cumplimiento de las Decisiones 174 EX/31, 185 EX/33, 186 EX/17 (I y II) y 188 EX/12, así como de la Resolución 36 C/108, en la que se aprueban las nuevas normas referentes a la colaboración de la UNESCO conlas organizaciones no gubernamentales (ONGs). Se sometió a consideración del Consejo Ejecutivo la reclasificación de las ONGs que colaboran con la UNESCO de conformidad con las nuevas normas, a fin de que adopte una decisión al respecto o a título informativo,
según corresponda.

Siendo en esta instancia e que las Sociedades Bíblicas Unidas son aceptadas y reconocidas como ONG consultora de la UNESCO en materias de El trabajo de alfabetización llevado a cabo por Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) y sus 146 miembros de las Sociedades Bíblicas en todo el mundo se le ha dado reconocimiento oficial por Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Con más de 150 proyectos de alfabetización en 70 países, amplia el alcance internacional de SBU fue un factor importante que contribuye a su reconocimiento de la UNESCO. La SBU es ahora una ONG en asociación consultiva ante la UNESCO, lo que significa que será capaz de participar en la planificación y ejecución del programa de alfabetización de la UNESCO. La SBU ahora también tiene derecho a participar en las reuniones de la UNESCO por la invitación.

A nombre de Sociedad Bíblica Chilena agradecemos al Rev. Dr. David Muñoz Condell por su aporte y trabajo historiográfico.

Ver muestra PDF capítulo 1