En 2018, por segundo año consecutivo, las Sociedades Bíblicas distribuyeron más de 38 millones de Biblias completas en todo el mundo.

La distribución bíblica anual ha crecido constantemente desde el inicio de la década, reflejando la demanda continua de Escrituras, así como el tremendo compromiso de las Sociedades Bíblicas de poner la Palabra de Dios en manos de todas las personas que la quieran. Desde 2010, Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) ha provisto más de 305 millones de Biblias completas al mundo.

En 2018, el 17% de todas las Biblias completas fueron descargas de Internet –y para los idiomas mundiales tales como el español, inglés y portugués, las descargas de Escrituras alcanzaron un millón–.

Se distribuyeron más Nuevos Testamentos en 2018 que en cualquier otro momento en esta década. Casi 15 millones de copias impresas fueron suministradas, sobre todo en Asia donde el cristianismo es considerado una religión de las minorías.

En general, más de 354 millones de productos de Escrituras, incluidas Biblias, Nuevos Testamentos, Evangelios y pequeños artículos de las Escrituras como librillos para personas que están aprendiendo a leer, se distribuyeron en 2018. Más de 97% fueron impresos. Estas cifras han sido recopiladas a partir de datos correspondientes a la distribución de Escrituras para 2018 que han sido reportadas por las Sociedades Bíblicas, e incluyen ventas locales y exportaciones de material bíblico.

 

 

 

 

 

 

“La forma como las Escrituras se ponen a disposición varía grandemente de acuerdo a los diferentes contextos en los cuales operan las Sociedades Bíblicas,” comenta Elsbeth Scherrer, Directora de Publicación y Distribución Bíblica Mundial de SBU. “Pero cada artículo de las Escrituras distribuido es una razón para celebrar: tiene el potencial de iniciar y nutrir un encuentro para toda la vida con la Palabra que transforma a las personas, así como a las comunidades desde su interior. ¡Es una semilla de esperanza!”

La Fraternidad de SBU, que consta de 150 Sociedades Bíblicas que operan en más de 240 países y territorios, continúa siendo el más grande traductor y distribuidor de Escrituras en el planeta. Juntas, las Sociedades Bíblicas han provisto alrededor del 70% de las traducciones completas de la Biblia.

Demanda de descargas

En 2018, el 17% de todas las Biblias completas distribuidas fueron descargas de Internet –y la mayoría de las Sociedades Bíblicas están poniendo las Escrituras a disposición en línea–.

Las descargas de Escrituras se registran según la Sociedad Bíblica que realizó la traducción y no según el país donde fue descargada. De esta manera, las tasas de descargas son particularmente altas para las Sociedades Bíblicas que han desarrollado traducciones bíblicas en los principales idiomas mundiales.

La Sociedad Bíblica que sirve a Inglaterra y Gales distribuyó el 84% de sus Biblias completas por medio de Internet. Las Sociedades Bíblicas en Francia, Hong Kong y Portugal proveyeron cerca de tres cuartas partes de sus Biblias en línea.

Mientras tanto, un tercio de todas las descargas bíblicas en el mundo fueron Biblias en español provistas por Sociedades Bíblicas de América Latina. Se piensa que hay cerca de 480 millones de hablantes de español como lengua materna en el mundo, y que aproximadamente nueve de cada diez latinoamericanos son cristianos.

Más de la mitad de la población del mundo ahora tiene acceso a Internet, de acuerdo a estadísticas recientes, y la Internet se está volviendo una forma cada vez más popular de acceder a las Escrituras, especialmente entre grupos como las comunidades de la diáspora.

La mayoría de las Sociedades Bíblicas guardan sus textos de Escrituras en la Biblioteca Bíblica Digital®, la cual es propiedad de y es mantenida por SBU, en alianza con otras agencias bíblicas. YouVersion, la aplicación de la Biblia más ampliamente usada, es la ruta por medio de la cual la mayoría de estos textos se han puesto a disposición y son descargados.

Las Biblias para niños son una prioridad

Más de 1.5 millones de Biblias para niños fueron distribuidas en 2018. Es la primera vez que se han registrado las cifras de las Biblias para niños en forma separada y ello demuestra que pasar la Palabra de Dios a la siguiente generación es una prioridad para muchas Sociedades Bíblicas.

Más de medio millón de Biblias para niños fueron provistas en Brasil, lo cual refleja la contribución de esta nación a la distribución bíblica mundial. El segundo lugar de la lista lo obtuvo Alemania, donde casi un tercio del suministro de Escrituras a nivel nacional fue de Biblias para niños (más de 150 000 copias).

Hay doce libros de Escrituras para niños disponibles para compra en el sitio web de la Sociedad Bíblica Alemana, y su Secretario General, el Dr. Christoph Rösel, dijo, “Los distintos tipos de Biblias para niños siempre son una parte importante de nuestras publicaciones.”

 

Los “cinco primeros” en distribución bíblica

Las Sociedades Bíblicas de cinco países fueron responsables de casi la mitad de Biblias completas distribuidas en 2018. La Sociedad Bíblica de Brasil (SBB) continúa suministrando más Escrituras que cualquier otra Sociedad Bíblica. Una de cada cinco Biblias completas distribuidas en 2018 fue de Brasil, y la nación da cuenta de dos tercios de la distribución bíblica a nivel mundial. Nueve de cada diez personas en Brasil son cristianos.

“Algunos de los grupos que se beneficiaron fueron personas con discapacidades, pacientes de hospitales, internos en las prisiones, poblaciones a la orilla del Amazonas, familias, estudiantes y víctimas de desastres,” dijo la Gerente de Comunicaciones de la SBB, Marcia Carneiro.

Mientras tanto, cinco idiomas representan el 61% de todas las Biblias distribuidas en 2018, ocupando el primer lugar el español (seguido del portugués, inglés, chino y francés). En comparación, los idiomas más ampliamente hablados en el mundo fueron el chino (mandarín), español e inglés –en ese orden–, con el portugués en sexto lugar y el francés en el puesto número 18.

Una de cada cinco Biblias completas suministradas estaba en español, la mayoría de las cuales fueron distribuidas en Latinoamérica. Las Sociedades Bíblicas de la región están comprometidas con hacer que las Escrituras estén disponibles tanto en formato digital como impreso y están usando formas innovadoras para servir e interactuar con sus audiencias.

Un millón de Biblias para Cuba

La campaña quinquenal de Cuba para suministrar un millón de Biblias terminó en 2018 –con un total de 1.3 millones de Biblias entregadas en el período–. Tal fue la demanda que el equipo espera ahora proveer otro millón de Biblias para finales de 2022.

Las Biblias fueron suministradas por Sociedades Bíblicas de todo el mundo, lo que demuestra el impacto del trabajo en conjunto de la Fraternidad mundial, y fueron distribuidas mediante más de 60 denominaciones eclesiales en 16 provincias.

Alysney Rodríguez Galán, de la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba, dijo, “Cuba todavía es un país sin tecnología para imprimir sus propias Biblias y sin librerías cristianas, pero eso no detiene el crecimiento de la iglesia. La tierra está lista y nosotros estamos listos también. Con personas apasionadas por la Biblia, ¡este es el momento para ir por más!”

 

Enfoque en las Biblias completas

En tres regiones del mundo había un claro enfoque en proveer Biblias completas –lo cual refleja el compromiso de las Sociedades Bíblicas de hacer que toda la Palabra de Dios sea accesible a las personas–.

 

La mayor proporción de Biblias completas fueron distribuidas en Oceanía, una región que por primera vez se cuenta de manera independiente en las cifras de 2018. Aquí, cuatro de cada cinco artículos de Escrituras distribuidos fueron Biblias completas.

En comparación, a nivel mundial solo uno en diez de cada artículo bíblico distribuido es una Biblia.

Las personas en naciones como Papúa Nueva Guinea, Micronesia y el Pacífico Sur, donde los cristianos representan el 90% de la población, tienen una fuerte preferencia por las Biblias completas. En Australia, donde las Biblias completas representan el 80% de todo el suministro de Escrituras, fue el resultado de una campaña de marketing para tener las Biblias disponibles en una variedad de rangos de precios, para asegurarse de que todos tengan acceso a la Palabra de Dios.

En toda Norteamérica, donde hubo un aumento del 6% en la distribución bíblica, más de tres cuartos de los artículos de Escrituras suministrados en 2018 fueron Biblias completas.

En África, las Biblias completas representaron el 72% de la distribución de Escrituras y, en general, la distribución bíblica se incrementó en 9%, en 2018. Hubo aumentos notables en países como Zimbabue, Eritrea y la República Centroafricana, donde la distribución bíblica se ha más que duplicado desde 2017. En Eswatini (Suazilandia), la distribución bíblica aumentó en 63% y en Sudáfrica, en casi una cuarta parte.

Mientras la iglesia continúa cambiando y creciendo en diferentes regiones de todo el mundo, las Sociedades Bíblicas permanecen comprometidas con satisfacer las necesidades de todas las iglesias de contar con la Palabra de Dios que no cambia.

“Así también la palabra que sale de mis labios no vuelve a mi sin producir efecto, sino que hace lo que yo quiero y cumple la orden que le doy.” (Isaías 55.11)